Albireo, en el Cisne

viernes, 29 de julio de 2011

La Luna no tiene un lado oscuro

(Lo que hay es un lado cercano y un lado lejano, respecto a la Tierra)

página24A
http://www.nacion.com/2011-07-29/AldeaGlobal/
existe--vulcanismo
-en-el-lado-oscuro-de-la-luna.aspx
La noticia está bien manejada por la periodista y mejor los hallazgos científicos, pero el titular, como algunas cosas que se hacen sin asesoría apropiada, quizás sea atractivo, pero sigue enfatizando un error de concepto, que de seguro puede confundir a docentes y estudiantes.

En realidad ningún objeto del sistema solar (y posiblemente de ningún sistema estelar) tiene un lado siempre oculto de su fuente de energía luminosa (la estrella, en nuestro caso el Sol).
Esto se debe a que la rotación, es decir dar vuelta sobre un eje en el propio cuerpo es algo totalmente natural y corriente en todos los cuerpos del universo.
Entonces, la Luna, al igual que la Tierra, los demás planetas, satélites y asteroides del Sistema Solar, al rotar exponen en todo momento un lado a la luz solar, el que está de día, mientras que el otro por no estar enfrentando al Sol, estará oscuro –de noche-.
Pero sabemos que esa condición va cambiando a medida que trascurre el tiempo. 

Podemos decir que:


Cada punto de la Luna (excepto quizás en la profundidad de algunos cráteres polares) pasa por una etapa de iluminación y una de oscuridad, es decir, desde ese punto se puede ver salir el sol, transcurrir la mañana, el mediodía, la tarde y la puesta de Sol.
¡No hay lado oscuro!

Lado cercano de la Luna, el que siempre vemos,
aunque sea una parte. Totalmente iluminado en
llena ya oscuras en nueva.
Eso si, hay una diferencia con la Tierra, la duración del fenómeno, que es aproximadamente  medio periodo de rotación. 12 horas para la Tierra, pero unos 14 días de claridad, seguidos de otros 14 días de oscuridad en la Luna, y como no hay atmósfera tampoco habrá esas interesantes etapas de penumbra; el crepúsculo.

La Luna siempre le da el mismo lado a la Tierra y lo mismo hacen los satélites galiléanos  (Io, Europa, Ganimedes y Callisto), respecto al planeta Júpiter, pero en todos ellos hay día y hay noche, simplemente porque rotan en el mismo tiempo que realizan una revolución.
Un acople parecido podría ocurrir entre algún cuerpo y la estrella a la cual está gravitacionalmente ligado, pero yo no conozco ningún ejemplo y ciertamente no sucede con el Sol y la Luna.
 

Precisamente en luna llena el lado cercano está totalmente iluminado (mediodía en la Luna) y por el contrario, en luna nueva (recuerde un eclipse total de Sol), el lado lejano es el que está totalmente iluminado

Lado lejano de la Luna, el que nunca vemos.
Iluminado, !para poder tomar la foto!
Si la Luna no rotara, manteniendo su revolución alrededor de la Tierra, su noche y día duraría más tiempo y entonces, en una etapa de esa vuelta podríamos ver su lado lejano, pero esto no ocurre. Solo se conoce por fotografías tomadas por astronautas y por naves robóticas, que la sobrevolaron, antes y después del programa Apollo.
Pero sí rota, precisamente realiza una rotación completa en cada revolución y debe ser por eso que nos cuesta un poco entenderlo y explicarlo.

Ahora bien, puede que le guste la música de Pink Floyd “The Dark Syde of the Moon”, o la película “Transformers: Dark of the Moon”, con su título pésimamente traducido al español: http://www.abandomoviez.net/db/pelicula.php?film=11376, quizás por alguien que sí se lo cree.

Pero estos titulares pueden dejar despistado a un niño, que está tratando de aprender un poquito de ciencia. Quizás lo menos que puede hacer el periódico, en este caso, es escribir una breve explicación, por simple cortesía y solidaridad con la labor escolar.

Referencia adicional:
http://fisica1011tutor.blogspot.com/2011/05/20-para-la-luna.html

1 comentario:

  1. Bueno primera vez que leo que la luna no tiene un lado oscuro.. que curioso eso... pero bueno asi es por lo visto..

    ResponderEliminar